¡Un mar de emociones!

Miércoles 11 Octubre
Autor: 
Redacción

Con La Minerva como testigo, más de 150 mil personas se conmovieron con el espectáculo inaugural del Festival Sucede

La compañía francesa Plasticiens Volants y sus gigantes figuras marinas cautivaron a más de 110 mil personas la noche del sábado 7 de octubre y a otras 50 mil el domingo 8 de octubre, en lo que fue la inauguración del Festival Sucede. El espectáculo “Perla” cautivó a cientos de familias tapatías que tomaron las calles de la ciudad para el desfile de enormes globos que se alzaron hasta 20 metros desde el suelo sobre la Glorieta Minerva.

La expectativa fue grande desde los preparativos previos y no defraudó. Aunque la lluvia amenazó en todo momento, el cielo concedió un poco de calma para que la historia corriera sin contratiempos.

Justo como se tenía programado, en punto de las 20:00 horas, el presidente municipal, Enrique Alfaro, acompañado de la titular de Cultura Guadalajara, Susana Chávez, dio la bienvenida a los invitados y refrendó su compromiso con la ciudad para convertirla en la capital latinoamericana de la cultura. Así arrancó la segunda edición del festival más importante de México, solo después del Cervantino.

Para entonces el ánimo estaba encendido, los aplausos al ritmo de la música auguraban una gran noche. Las luces se apagaron. Justo al lado de La Minerva emergió un gran pez iluminado, al fondo el cielo relampagueaba, sumándose a los efectos del show. El asombro no se hizo esperar. “¿Es una oruga?” Preguntó un pequeño. “No lo sé, pero está padrísimo”, respondió alguien más. “¿Aquel es un dragón LA INAUGURACIÓN papá?” Se cuestionó una pequeña acompañada de su hermanita gemela, ambas sentadas sobre los hombros de sus familiares. “¿Cómo va a ser un dragón hija, sin son especies del mar?”, respondió entre risas el padre de familia. Aquello parecía un juego de adivinanzas y una divertida competencia, quien descubriera primero de qué especie se trataba ganaba la admiración de los demás.

El mar de emociones hacía un juego perfecto con el mar de celulares, nadie quería quedarse sin la selfie o el video de tan inmenso show. Peces, medusas y calamares surcaron el cielo generando gran asombro. Fue una inmensa serpiente, que emergió de la calle Golfo de Cortés, la que cautivó no solo por su forma y sus grandes colmillos, sino también porque fue posible tocarla, apreciarla de cerca y sentir el temor de ser “devorados”.

Así, y durante casi una hora, el tráfico habitual de la zona quedó en el olvido, la lluvia también, todo pareció haberse acomodado para hacer de esta experiencia un recuerdo memorable. “¡Qué triste que murió el pulpo!”, comentó un asistente, pero apenas sentía su pena cuando la pirotecnia apareció. Los colores iluminaron el cielo y el tema “Guadalajara” cimbró a los presentes, para entonces 110 mil y en redes sociales cerca de medio millón. La promesa se cumplió: La Perla Tapatía recibió una joya, el show de los franceses Palsticiens Volants.

 

 

 

®2017 Festival Guadalajara - Derechos Reservados Guadalajara, Jalisco -MX