Coro Acardenchado regaló una noche llena de sentimiento

Miércoles 14 Noviembre
Autor: 
Redacción

En un ambiente íntimo, con la iluminación de una velas, 21 cantantes subieron al escenario de Plaza Fundadores para deleitar al público tapatío con una noche musical, emotiva. 

 

El ensamble vocal interpretó canciones dedicadas al canto cardenche y otras improvisaciones vocales de la canción vernácula mexicana. Cardenche es el nombre de una cactácea que abunda en el desierto, cuya espina al clavarse es dolorosa para extraerse.

 

Ese dolor se expresa en el canto cardenche, originario de Durango y Coahuila, los “Cardencheros de Sapiroiz” son los últimos exponentes y herederos de este canto ancestral. En honor a esa tradición, el “Coro Acardenchado” interpreta 8 versiones originarias con arreglos más contemporáneos y llenas de vida.

 

 

Ver a Coro Acardenchado es viajar a un lugar donde sólo se busca sentir. Entre el diálogo con el público, el coro interpreta música de su producción: “Aquellos otros”, un repertorio donde encuentras sonidos y letras intensas como “Yo ya me voy amigos míos”, canción que dedican a los migrantes, seguido de “Malva Rosa”, la cual levanta los ánimos con un zapateado y una improvisación sonora con las palmas y las voces.

 

Es así cómo se vive su concierto, desde letras y atmósferas nostálgicas, hasta un viaje divertido por los sonidos urbanos de los vendedores callejeros como con “¡Pásele, pásele!”
“Yo ya me voy a morir a los desiertos” es definitivamente su interpretación más intensa, con un improvisación vocal que eriza la piel. 

 

Coro Acardenchado en vivo es una experiencia de realismo mágico, el recuerdo de que la tradición de este país está escrita con el dolor y el amor de todos, un reflejo de la realidad de nuestro México que se transmite mediante la belleza de la música. 

 


 

 

®2018 Festival Guadalajara - Derechos Reservados Guadalajara, Jalisco -MX