Directorio de Sedes

...Y así sucedió

...Y así sucedió
Referencia de Revista
No. 10

Jueves, 1 Diciembre 2016

En los barrios el ambiente era quieto, con antelación se supo que habría un festival; se llamaría Sucede.

La efervescencia empezó el 8 de octubre, cuando los catalanes de La Fura dels Baus encendieron el corazón de Guadalajara con Afrodita y el Juicio de Paris. Pero antes, la ciudad anticipaba que sus centros comunitarios, plazas, parques, mercados o explanadas se transformarían en escenarios temporales, gracias al trabajo conjunto de una amplia lista de dependencias y el esfuerzo de tantos más voluntarios.

En voz de Susana Chávez Brandon, al frente de la Dirección de Cultura de Guadalajara, la respuesta inicial de los tapatíos a la oferta cultural de Sucede fue lenta, se acercaban con la cautela de cuando llega un nuevo vecino a la cuadra. “Es la primera vez que se hace este festival, las personas no estaban acostumbradas a tener actividad constante en sus barrios. Pero una vez que la gente entendió la dinámica, la respuesta fue favorable”.

La convocatoria para participar en el Festival Sucede abrió desde febrero, y en total se reunieron 57 proyectos; es decir, 57 compañías locales con una propuesta de actividad cultural que tuviera perspectiva de impacto social: movilidad sustentable, atención a la niñez y a los adultos mayores, cuidado del medio ambiente, una cultura por la paz o con perspectiva de género. Un menú gratuito con títeres, orquestas, teatro, conferencias, danza, circo, jazz y hasta chocolate fue presentado a Guadalajara durante ocho semanas consecutivas, distribuidos en casi 800 espectáculos en 122 sedes.

El reto más grande de esta ambiciosa pero vital iniciativa de Cultura, fue que los tapatíos asistieran a los eventos y recuperaran un espacio público cercano a casa que hace mucho tiempo no tenía actividades de este tipo. El desafío, explica Susana Chávez, consistió en que “no eran eventos de corte comercial o tradicionales, o de música popular mexicana. Ofrecer actividades culturales que no son de corte comercial y que la gente asistiera a ellas, definitivamente fue el mayor reto”.

 

Los títeres, muy queridos por públicos de todas las edades, mantuvieron la atención de cada barrio donde se presentaron, en cambio, algunas propuestas de música tuvieron menos alcance. Esto significa que la apuesta de Cultura municipal debe encaminarse a formar nuevas audiencias, con la responsabilidad de crear públicos.

Por esa razón, en los meses entre esta y la próxima edición del Festival Sucede, los programas de Cultura Itinerante y Arte sin paredes seguirán trabajando de forma constante en los barrios mediante talleres, espectáculos y actividades de corte formativo. “La idea es que si ya tenemos un público ahí, que ya tuvo el gusto de asistir a actividades culturales, hay que seguirlo acrecentando”, afirma Susana.

Al hacer recuento de los que participaron durante el festival, el cálculo se queda corto. La Dirección de Cultura se conforma por 450 personas, durante la inauguración se sumaron 100 voluntarios y semana a semana un equipo incontable de prestadores de servicio social, personal de Inspección, Comisaría, Proyectos del Espacio Público, Comercio y Tianguis, Protección Civil, las personas involucradas con las compañías de la convocatoria, más aquellos foráneos que visitaron la ciudad invitados por el festival.

Para la dependencia fue retador trabajar en paralelo la organización y ejecución del festival, y el resto de actividades propias de Cultura Guadalajara. “Estamos contentos con el resultado, creemos que hay muchas cosas que hay que perfeccionar, todo es perfectible. Una vez que terminemos, nos sentaremos a evaluar qué nos faltó y hacer ajustes para el año que entra”, porque no debe olvidarse que este enorme proyecto tiene entre sus propósitos ser una oferta permanente para los barrios tapatíos.

“Tenemos una gran responsabilidad de realizar una segunda edición igual de buena que esta para poder hablar de un legado. Una edición es poco, hay que hacer bien la segunda para que se exija la tercera”. La combinación de cultura y espacio público seguirá siendo motor para el trabajo de Cultura Guadalajara con la mira en lo que volverá a suceder. 

 

Para resaltar

Los espectáculos que las compañías locales llevaron a los barrios tapatíos despertaron emociones y un sentimiento de apropiación y pertenencia y, además de su excelente labor, hubo otros eventos que pueden destacar de esta primera edición del Festival Sucede. ¿Cuáles serían? Susana Chávez Brandon nos ayudó a completar la lista.

 

Abrir con La Fura dels Baus

La respuesta a la inauguración fue inesperada. Se pensaba recibir a 10 mil personas y llegaron casi 22 mil a la Plaza de la Liberación. Los tapatíos quedaron asombrados con este espectáculo de casi una hora.

 

La arquitectura monumental efímera

Un trabajo colosal y de cartón, ideado por el artista francés Olivier Grossetête, implicó que cientos de personas de todas las edades participaran en un proyecto para recrear las torres de la Catedral Metropolitana, todos desconocidos pero con un objetivo en común, reunidos por la solidaridad y la fuerza humana.

 

Luna Morena quinceañera

La compañía de teatro experimental de títeres celebró, en el marco de Sucede, su aniversario quince. Con la presentación de Arka y la colaboración en un par de proyectos más, llevaron fantasía a 20 funciones por toda la ciudad.

 

Arte para la ciudad

La intervención en el espacio, organizado por la gestora Noemí Ontiveros, revivió la actividad cultural en el Parque Mirador Independencia, a la orilla de la Barranca de Huentitán.

 

¡La lluvia!

Lo atípico para estos meses: que lloviera durante días. Dada la naturaleza del festival para llevarse a cabo en espacios públicos y casi todos abiertos, la lluvia complicó algunas funciones. Afortunadamente algunas pudieron reprogramarse y la ciudad pudo refrescarse un rato.

 

 

“Me dio mucha alegría, mucho gusto y mucho sentimiento ver a la gente y a los niños disfrutando, eso era mi meta primordial: que las personas pudieran ver algo que normalmente no ven y que los dejara marcados de alguna manera. Esa sensación de haber llegado a algún niño, a alguna señora, a algún joven, a más de uno, es lo que más satisfacción me deja”

Susana Chávez Brandon, directora de Cultura Guadalajara

 

 

 

 

 

 

Ultimas noticias

El ritmo de la clausura
Jueves, 1 Diciembre 2016

Una doble jornada sonora da por concluido el festival que por dos meses entregó...

El cosmos sobre el Cabañas
Jueves, 1 Diciembre 2016

Un viaje sensorial, guiado por un Marakame, conjunta varias disciplinas en...

Una noche entre títeres
Jueves, 1 Diciembre 2016

La puesta en escena “El caballero de la mano de fuego” se presentó en la...

Los Camaradas ya miran al futuro
Jueves, 1 Diciembre 2016

El festival cultural celebrado en el Parque Agua Azul fue calificado por sus...