Directorio de Sedes

Una noche entre títeres

Una noche entre títeres
Referencia de Revista
No. 10

Jueves, 1 Diciembre 2016

La puesta en escena “El caballero de la mano de fuego” se presentó en la Colonia Guadalajara Oriente 

Hemos visto en cine, teatro y televisión la típica historia medieval del caballero de brillante armadura que sale al rescate de la damisela en apuros. Pero nada se parece a la experiencia que ofrece una versión protagonizada por títeres, y el mejor ejemplo se vivió el 21 de noviembre en la explanada de la Parroquia de Nuestra Señora de Czestochowa, punto de encuentro común para los vecinos de la colonia Guadalajara Oriente.

Como parte del Festival Cultural Guadalajara: Sucede, se presentó en punto de las 18:00 horas la función de “El caballero de la mano de fuego”, cortesía de la Compañía de Víctor Biau, de España. La obra, si bien está pensada para niños, logró cautivar y hacer carcajear a público de todas las edades, quienes disfrutaron de las ocurrencias de los personajes que aparecían desde las profundidades del teatrino. ¡Y vaya personajes! La historia vio desfilar desde un caballero intrépido hasta una princesa en apuros, pasando por un villano insoportable y un rey bastante atolondrado. A eso se sumaron los efectos especiales, los gritos de los espectadores y la satisfacción de descubrir que toda historia de amor merece tener un final feliz.

 

Renovación de la trama

La gran virtud de “El caballero de la mano de fuego” se encuentra tanto en cómo va desenrollando su trama, como en la manera que aprovecha los elementos externos a la misma. Para otros artistas, lo inesperado es una pesadilla, pero Víctor Biau está hecho de otra madera. Él aprovechó todas las situaciones que pasaron alrededor de la explanada de Nuestra Señora de Czestochowa para complementar su historia, desde la llegada del camión de gas (a cuyos empleados el títere “Hermenegildo”, sirviente del rey, les pidió un cilindro para el castillo), hasta el repiqueteo de las campanas (que sacó de quicio a la princesa y al caballero en el momento culminante del rescate).

La agilidad mental de Biau, titiritero y amante de la comedia, se complementó a la perfección con el buen humor de los asistentes de la colonia Guadalajara Oriente, quienes intervinieron con preguntas, gritos, indicaciones y claro, carcajadas al por mayor. “El títere de guante para mí necesita del verso, la improvisación, que esté conectado con el público y el entorno. Tengo experiencia y hay que saber darle a la historia hacia el frente”.

Aunque la trama de “El caballero de la mano de fuego” tiene un encanto propio, Víctor reconoce que para que funcione se necesita de la participación del público. “Eso no cambia, ya sea que se presente en Europa o en Guadalajara”.

“Es diferente el público. En Europa no se trabaja tanto en la calle, el hecho de ir a un teatro es más solemne, serio. Y entonces al titiritero le cuesta un poco más que la gente entre al juego. Aquí en América es otro ambiente. La gente está más abierta al juego, eso se ve en la vida y en los títeres. La diversión ante todo”, agrega con una sonrisa.

Tras casi 50 minutos de enredos y bromas, la obra concluyó con el final feliz que  todos esperaban: El caballero y la princesa juntos en el castillo, el villano derrotado, la paz restablecida en el reino y una semillita de cultura sembrada en Nuestra Señora de Czestochowa. Y no, no sonó ningún celular durante la función y tampoco se distrajeron los espectadores con una tablet. Para el titiritero, la tecnología y el teatro no están peleados, sino que “lo que ocurre es que no le damos la oportunidad al público, niños y grandes que conozcan esto. Cuando lo descubren, cuando descubren a los títeres, se enganchan. La tecnología es buena, pero es interesante que el público descubra este otro mundo”.

 

¿De dónde viene y a dónde va? 

Víctor Biau es un artista nacido en Zaragoza, España, aunque durante el último año ha trabajado de forma intensiva en escenarios americanos, especialmente de nuestro país, donde ha encontrado tanto un público dispuesto a acompañarlo en sus viajes imaginarios, como una gran fuente de inspiración.

Tras su participación en el Festival Cultural Guadalajara: Sucede, seguirá trabajando en México durante los próximos meses, antes de partir a Sudamérica. “Estaré en México hasta el próximo año, y luego comienzo a trabajar en Argentina”.

Para aquellos que quieran seguirle la pista a las aventuras del titiritero, además de las presentaciones que tiene en puerta, lo pueden encontrar en la red social de Facebook como “Compañía de Víctor Biau”.

Ultimas noticias

Los Camaradas ya miran al futuro
Jueves, 1 Diciembre 2016

El festival cultural celebrado en el Parque Agua Azul fue calificado por sus...

El cosmos sobre el Cabañas
Jueves, 1 Diciembre 2016

Un viaje sensorial, guiado por un Marakame, conjunta varias disciplinas en...

Se ríen con la huesuda
Jueves, 1 Diciembre 2016

“Un Doctor Improvisado”, a cargo de la compañía Teatro al  Hombro, aborda...

...Y así sucedió
Jueves, 1 Diciembre 2016

En los barrios el ambiente era quieto, con antelación se supo que habría un...