Directorio de Sedes

El cosmos sobre el Cabañas

El cosmos sobre el Cabañas
Referencia de Revista
No. 10

Jueves, 1 Diciembre 2016

Un viaje sensorial, guiado por un Marakame, conjunta varias disciplinas en escena y encanta a los presentes 

Hay mucho viento y al sol le quedan apenas unos colores para despedirse de Guadalajara. Llegan familias completas para apartar su lugar en la Explanada del Instituto Cultural Cabañas y el frío no espanta a nadie. No todos saben de qué se trata, pero en un rato más habrá fuego.

Ansiosos por la espera, los tapatíos se mecen de un lado al otro para que pasen los minutos y que en el majestuoso e histórico escenario aparezca Marakame, una producción de gran formato para este espacio público creado por Altea.

El espectáculo, inspirado en la cosmovisión del pueblo wixárika, se traduce en un juego de luces, danza, música épica, percusiones, fuego y un viaje interior. Todo comienza con un amanecer sobre el pórtico de lo que fuera el Hospicio Cabañas, el canto de los pájaros y algunas luciérnagas presentan al marakame, el guía espiritual huichol. Su canto y su vestimenta ceremonial preparan el ritmo para el viaje cósmico que está por suceder.

Se enciende el fuego ceremonial una, y otra, y varias veces más. La señora Nadia Muñoz, emocionada en primera fila, tiene el reflejo del marakame sobre sus lentes y sus manos están bien agarradas del barandal.

El personaje central, que en un ritual tradicional guía a través de una experiencia con peyote, pierde su poder en la línea narrativa de este espectáculo.

Se proyectan (construidas por luces) figuras, flores, estrellas y más fuego. Un venado y un colibrí recorren el escenario y acompañan al guía espiritual en su travesía.

El marakame busca su luz en el cosmos con la noche de Guadalajara como testigo. A través de un viaje sensorial y con varias disciplinas conjugadas en escena, encuentra nuevamente su poder.

La señora Nadia ya soltó el barandal. "Precioso, las luces, los bailarines y la naturaleza. Vale la pena un evento así. Está espectacular", dice al terminar esta creación de Santiago Cumplido, director artístico junto a Marcos Jiménez, director de Altea.

Se acerca al escenario Carlos Güémez con su perro. Una vez no fue suficiente y verá la última función de Marakame en el Festival Sucede. ¿Por qué? “Porque se ven las estrellas sobre el edificio. Le crecen plantas y sobras, y es como si estuviera vivo". La tecnología y la vanguardia parecieran ser magia cuando se mezclan con la tradición wixárika, todo gracias a un equipo de talento completamente local.

 

Para la megaproducción, además de los ocho talentosos artistas en el escenario, participaron más de 30 creativos y técnicos en el desarrollo de Marakame, quienes trabajaron durante seis meses para lograr el resultado que Guadalajara pudo disfrutar. 

Ultimas noticias

Los Camaradas ya miran al futuro
Jueves, 1 Diciembre 2016

El festival cultural celebrado en el Parque Agua Azul fue calificado por sus...

Mirar y ser mirado
Jueves, 1 Diciembre 2016

Como testigos de lo casi imposible, los  asistentes al Larva aplaudieron...

Se ríen con la huesuda
Jueves, 1 Diciembre 2016

“Un Doctor Improvisado”, a cargo de la compañía Teatro al  Hombro, aborda...

...Y así sucedió
Jueves, 1 Diciembre 2016

En los barrios el ambiente era quieto, con antelación se supo que habría un...